Nadie es un extraño, el mundo y tu sois uno.

Insphirados nace bajo el amparo y la bendición de Pujya Swami Rameshwarananda Giri Maharaj, de cuya luz, entrega y sabiduría bebe este blog. Esta plataforma tiene como humilde pretensión ser un lugar de encuentro, de reflexión y de andadura para todos aquellos que bajo la inspiración de Swamiji han decidido ir en busca de la Verdad. Cada cual al ritmo de sus posibilidades, con mayor o menor acierto, con mayor o menor constancia. Todos son bienvenidos.

sábado, 19 de marzo de 2016

Algo más sobre el Bhagavad Gita: los seis defectos del ego identificado con la materialidad

En su comentario sobre el Bhagavad Gita, Swami Paramahansa Yogananda nos habla de como los seis defectos del ego identificado con la materialidad se hallan infiltrados en el ejército de los kurus, siendo ese ejército de los kurus aquella parte de cada cual que representa las tendencias negativas contra las que tanto nos cuesta luchar y que tanto coartan a menudo nuestra libertad.

Cuando el ego, o consciencia del "yo" ha tomado partido por las fuerzas materialistas de la creación, se dice que adolece de seis defectos (doshas), y sólo después de haber vencido estos defectos puede el hombre adquirir el conocimiento acerca de su verdadera naturaleza: el ama. Veámoslos:
1) Kama, la sensualidad
Con el pretexto de satisfacer sus necesidades, el ego tienta al hombre a buscar permanentemente la autosatisfacción, lo cual trae como resultado el sufrimiento y la aflicción. Kama es el deseo vehemente de entregarse a las tentaciones sensoriales, dejando al margen aquello que daría contento al alma. Se relaciona con el abiso de cualquiera de los sentidos, o de todos ellos, en busca del placer y la autosatisfacción. Así el deseo de posesiones a través de la vista, de la adulación a través del oido o del abiso de comida y bebida por el sentido del gusto.
En ejército de los kurus, Duryodhana, su capitán, es el prototipo de tal defecto, ya que su absolutarenuencia a desprenderse siquiera de una pequeña parte del territorio conduce a su pueblo a la guerra de Kurukshetra.
Kama, el deseo sensual, es capaz de corromprr los instrumentos sensoriales de la persona hasta hacerle expresar sus más bajos instintos.
2) Krodha, la ira
La ira es el resultado del deseo frustrado. Por eso, el rey Dhritarashtra, que representa manas, la mente ciega, tiene como primogénito a Duryodhana, el deseo material, y como segundo hijo a Duhshsasana, que representa la ira.  En el segundo capítulo del Gita, Krishna le explica a Arjuna que la ira ocasiona que el malhechor permanezca envuelto en el engaño, el cual oscurece el recuerdo de cual es el comportamiento correcto del Ser, y hace que se degrade la facultad del discernimiento.
Aún cuando la ira se desate por una razón supuestamente justa, jamás debe sustituir a la calma y el discernimiento.
3) Lobha, la codicia
La codicia es la esclavitud a los caprichos y a los gustos y aversiones ya programados. Crea ina total confisión en la mente entre lo realmente necesario y las "necesidades"superfluas. En el ejército de los kurus, Karna y Vikarna representan el apego y la aversión y, por tanto a lobha.
El ansia incontenible de tener más, aún cuando estemos saciados, guía una conducta codiciosa. En su expresión más ávida y avariciosa, la codicia lleva al robo, la deshonestidad, la esta y, en general, a obtener provecho material a expensas del bienestar de l·los demás.
Krishna advierte a Arjuna en el Gita que las puertas que conducen al infierno son la sensualidad, la ira y la codicia.
4) Moha, el engaño
El ego es la pseudoalma, es decir, la consciencia que se halla bajo la influencia del engaño. El alma y el ego son como la luz y la oscuridad; su coexistencia silta imposible. Tanto el ego como el alma son entidades subjetivamente conscientes, pero el ego tiene nacimiento y está condicionado, en tanto que el alma es inmortal e incondicionada.
Moha es el apego básico del ego, su cohesión indivisible con el engaño. La palabra moha significa engaño, ilusión, ignorancia, desconcierto, obsesión por algo.
Si no existe apego, el ego desaparece.
5) Mada, el orgullo
Este defecto vuelve a la mente estrecha y limitada. Por causa de mada en el ego se despierta la arrogancia, la vanidad, la altivez y un desenfrenado apetito por los deseos e intereses o demandas del "yo, mi, mio".
El orgullo del ego de una persona auhienta a las demás, produciendo en ellas un sentimiento de aversión. Pero np es infrecuente que una persona de gran elevación espiritual pueda caer de un sitio muy encumbrados a causa del orgullo que le producen sus logros.
6) Matsarya, la envidia, el apego material
Matsarya o la envidia del ego,,incita las ansias propias del deseo y hace que a quien se encuentra bajo su influencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada